How I Met Your Mother o Cada uno de Mis Días.

Por Wilson Pinillos

Yo soy de la generación que conoció del amor a través de la pantalla de televisión. A mi “How I met your mother me enseño del amor, del desamor y de la amistad. Esta serie compitió en su momento con los capítulos repetidos de Friends; como lo diría el Gran Barney Stinson, dos series Legendarias.

Recuerdo que hace algunos años un amigo (Andres) a quien llamaré “Marshal”, me dijo que deberíamos vivir la serie de TV en la vida real y que yo debería ser Barney Stinson, para aquel entonces, yo no conocía la serie por lo cual no le entendí su propuesta, sin embargo, le pregunte; ¿Quién es Barney Stinson? A lo que mi amigo me respondió; vos, vos sos Barney Stinson, aunque no entendía mucho en ese momento, le hice caso ya que usualmente compartía todas sus locuras junto a su esposa (Juli); a quien llamare Lilly. Después de este día Marshal me dijo que tenía que verme la serie (How I met your mother).

Recuerdo que el primer episodio de la serie Marshal (el de la serie, no mi amigo) estaba hablando con su mejor amigo Ted Mosby mientras practicaba como pedirle matrimonio a su novia Lilly (La de la serie, no la esposa de mi amigo), y luego aparecí en escena yo “Barney Stinson” (El de la serie, no el que escribe este articulo), yo estaba en la barbería con un traje muy elegante, adinerado, atractivo, con un gran apartamento de soltero. (Quizás la única diferencia que tengo con Barney es que nunca revelaba su trabajo, el mío todos lo conocen, para este punto querido lector ya debe haber captado la comparación entre la serie y la vida real).

Barney siempre estaba involucrado en eventos culturales con enseñanzas en cada episodio que dejaban una moraleja y aprendizaje de la vida sentimental y social con los amigos, en casi todos los episodios se encontraba en un bar donde tiene sus tertulias amistosas, sus intervenciones, los ligues de Barney con estratagemas del Playbook que sorprendían y que son dignos de copiar a la vida real por el carisma y la entrega que se deben tener a la hora de la conquista con cualquier mujer (me encanta la Scuba Dive) para llevar a cabo ese trofeo de obtener la confianza de una mujer que son el más preciado tesoro menospreciado por Barney. Yo, Marshal y Lilly (Mi amigo y su esposa, no los de la serie) y algunas veces Ted Mosby (quien era interpretado por varios de nuestros amigos, según fuese el parche) salíamos a bares a vivir todas están experiencias vividas en la serie y en la vida real yo; como Barney Stinson hacia mis propias jugadas para conquistar mujeres, quizás no con la misma fortuna que Barney, hasta llegar algunas veces a pararme en la puerta de un carro, abriéndole la puerta a un chica que me dejo en el aire lanzándole un beso con mi boca estirada mientras ella miraba a todos sin entender que era lo que yo quería.

A lo largo de las nueves temporadas de la serie Ted Mosby, el mejor amigo de Marshal, pasa su vida entera evaluando a quien darle su corazón y su vida entera para así tener sus hijos y cumplir el sueño de estar con el gran amor de su vida. (En nuestra historia, la de la vida real también hay un Ted Mosby, pero en nuestro caso es una chica; Monica) pues al igual que Ted, Monica ha pasado por muchos amores buscando el ideal. Enamoramientos tan fatales que nos extrapolan a esas malas decisiones de nuestra vida sentimental de cuyos recuerdos, por más apasionados que fueran al examinarlos sabemos que fueron errores crasos, debido a la maratónica presión de una persona que entre sus 20 y 30 años debe haberse casado, porque de lo contrario habrá desperdiciado sus mejores años, habrá dejado ir su mejor energía sexual para procrear su descendencia, quizás las mujeres se sientan más cercanas a esta situación, pues a los 30 se les va el malversado y mal utilizado "Tren", ya que si no se casan en esa época son perdedoras (según la sociedad, no es mi concepto)

La historia de la serie continúa con episodios tan comunes donde se come la mejor hamburguesa de la ciudad y tan especiales como “The Playbook” donde realmente se comprende lo torcida que es la mente de Barney (y lo inteligente que es) hasta que al igual que yo en la vida real conquista a una de las mujeres del grupo y se casa con ella y después de ruptura complicada, el grupo de amigos queda en medio de esta disputa.

En otros episodios Ted piensa con otra mujer llamada Vicky encontrara a su mujer soñada hasta que ella se va a estudiar culinaria a Alemania, esta historia de la serie parece ser sacada de una de las historias amorosas de nuestro Ted (Monica), quien ha vivido amores criollos y extranjeros, quien han venido a nuestro país, han amado y han regresado a su país de origen.

Señoras, señoritas y caballeros, esta serie que me apasionó y que aún me apasiona, me deja tantas enseñanzas y respuestas con sentido del humor acerca de nuestras relaciones, recordándome que los aciertos y desaciertos son la vida real, la que a diario luchamos, sentimos y vivimos, pero ante todo me recuerda que nuestras experiencias de vida son hermosas existencias. No soy pretencioso ni adulador, pero les recomiendo amar a sus amigos y a sus relaciones que son presente, pasado y futuro, que vivan como Ted y su enseñanza de vida, un abrazo a todos los lectores, y confiemos en nuestro corazón que a veces se equivoca, pero es nuestro mejor Marshall y Lilly.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Muchas Gracias Barney (Will) por estos recuerdos.
Posdata: ¿Que paso con la Lorenzo Von Matterhorn? Nunca la pudiste hacer.

No hay comentarios

Por Favor deja tu nombre o Correo

Maria Anohina Bajo El Lente de Alisa Verner

Con la tecnología de Blogger.