Cuando El Cuerpo No Aguanta


Usualmente no me dejo conmover con sentimentalismos humanos, las veces que mi corazón se ve tocado y siento esas ganas de lagrimear es con sentimientos y actitudes que provienen de mis hermanos animales no humanos. Sin embargo cuando ves un sentimiento abrumador, 100% genuino, honesto y desinteresado es algo que se debe compartir. Ya estamos acostumbrados a ver la humanidad en sus peores momentos, en sus momentos de odio, de rabia, de ira, sin embargo muy dentro de cada uno de nosotros aún persisten esos sentimientos de amor, de generosidad, de agradecimiento.

Después de ver un hombre adulto llorar como un bebe al no poder contener sus emociones debo decir que mi fe en la humanidad ha sido restaurada al menos por unos segundos.

La historia es la siguiente; un hombre veía frecuentemente a un indigente que pedía dinero afuera de su casa al lado de un supermercado, al preguntar a los vecinos por el indigente todos coincidieron en que el indigente no representaba ningún problema, que de hecho era una persona muy respetuosa y honrada, entonces el hombre decidió hacerle una broma con cámara oculta, pero una broma para ayudarlo, un día se le acercó y le dijo que aunque no tenía dinero, le podía regalar un tiquete de lotería que tenía y que era ganador, que no sabía cuánto había ganado (previamente el hombre había hablado con el dueño del supermercado y le había dicho que si iban a cobrar ese tiquete por favor dijera que era ganador y que le entregara el dinero real), así que el indigente y el hombre se dirigieron al supermercado y al verificar su tiquete el indigente se dio cuenta que había ganado 1.000 dólares (2.000.000 de pesos), el indigente no lo podía creer y cuando se le entrego el dinero su primera reacción fue compartir y he aquí la parte sentimental de este video, a partir del minuto 6:05 puedes ver como la emoción empieza a sobrecoger todo el cuerpo del indigente hasta el punto que se queda inmóvil con el rostro sumergido en sentimiento y como un niño deja salir todas sus emociones en lágrimas, al hombre del video no le queda más que abrazar al indigente y compartir sus lágrimas, finalmente las palabras del indigente lo dice todo.

“he hecho esto por mucho, mucho tiempo y nunca tuve un amigo que hiciera lo tu acabas de hacer”


 
Si te gusto este Articulo Compártelo
con los botones que se encuentra a tu izquierda. 


(Facebook - Twitter - Pinteres, Etc)
Y Recuerda Aqui Se Escribe Como Se Habla.

No hay comentarios

Por Favor deja tu nombre o Correo

Maria Anohina Bajo El Lente de Alisa Verner

Con la tecnología de Blogger.