Roberto Alvarado

Ayer estaba viendo un episodio de South Park, en el cual las niñas de 9 años se tomaban fotos que luego alteraban con Photoshop y las presentaban a sus novios, quienes aceptaban estas como la realidad, es decir, mostraban las fotos alteradas a sus amigos y les decían que esa era la chica con la que estaban saliendo y los amigos aceptaban sin importar cual fuese la realidad, si la era niña era bonita, gorda, flaca, etc. Lo importante era lo que se podía mostrar en la foto.

Al ver este capítulo recordé las fotos de ROBERTO ALVARADO, fotos tan perfectas que es imposible que una chica luzca así, ¿hasta qué punto es aceptable manipular las fotos? ¿Cuan imbéciles somos para aceptar una realidad ilusoria basada en Photoshop?
Ya en otro artículo, trate el tema de las redes sociales y las máscaras que usamos para cada una de ellas. Esta vez y gracias al capítulo de South Park y las fotos de Roberto Alvarado, mi critica va encaminada hacia este señor por el uso y abuso que hace del Photoshop, no tengo ninguna objeción en retocar un poco las fotos, pero ya este señor se sobrepasa, las fotos necesitan de la calidez humana, nuestros defectos son también parte de nuestra belleza y de eso que nos hace únicos.

La belleza no es necesariamente la perfección y no quiero que me mal entiendan, no estoy hablando de los sentimientos y la amabilidad y toda esa parafernalia que usamos para parecer menos superficiales, estoy hablando 100% del aspecto físico y de cómo hemos aceptado la belleza física que nos ha impuesto la realidad mediática.

Probablemente para este punto muchos de los que ven esta revista están pensando que yo soy un hipócrita, pues en la revista solo publico niñas que son bonitas bajo el punto de vista de la realidad aceptada. Esto para los que solo se dedican a ver las fotos, pero para aquellos que además ver las fotos leen los artículos sabrán que muchos de mis artículos van encaminados hacia la fantasía de adornar el cuerpo sin importar la forma de este.
La belleza esta presente en cada uno de nuestros defectos y son ellos los que nos hacen únicos, los que nos hacen bellos, no se puede negar que un rostro que cumple con ciertos estándares de simetría es agradable a la vista, pero ese rostro cuando se ve repetido en cantidades de personas que cumplen esos estándares pierde su belleza, es precisamente por ese defecto que lo diferencia del resto, que ese rostro se vuelve además de bello, único y por lo tanto irrepetible en su condición de belleza, la misma regla aplica para un cuerpo con defectos que lo hacen único y si además de estos estándares más sus defectos, aplicamos un poco de prendas para fantasear tendremos una belleza internacional, única e irrepetible con la cual podemos fantasear y dejarnos perder.

Las fotos en cuestión que gracias a su falta de defectos me han dejado con un desazón frente a Roberto Alvarado

































































Pagina Oficial: www.modelmayhem.com/15033

No hay comentarios

Por Favor deja tu nombre o Correo

Maria Anohina Bajo El Lente de Alisa Verner

Con la tecnología de Blogger.