Uno más que se va


Bueno y uno más que se va, muchos se han ido, y cada vez que se va uno es una tortura. Los primeros se fueron cuando aún era un niño y aunque no lo recuerdo, mis padres dicen que llore durante todo el día.
Cuando eres niño es inevitable, aunque no quieras, aunque te resistan ellos se van, según dicen los expertos es para bien y es un proceso natural, pero aun así todos lloramos por su partida en 20 ocasiones.

Ya no soy un niño y durante los últimos años tuve que despedirme nuevamente de uno de ellos, y al parecer el 21 de agosto de 2012, diré adiós nuevamente. Ya está programado, ya él sabe cuál es su destino y durante estos últimos días está haciendo mi vida imposible, ya sé que es mi culpa, no lo cuide bien, no le di el cariño y los cuidados suficientes, así que con ayuda de los expertos dirá adiós y como ha sido siempre por mi cobardía, no seré capaz de mirarle al partir, de seguro lo sentiré, y oiré su partida. Durante estos días está haciendo todo lo que está a su poder para asegurarse de que no lo olvidare, en las noche me despierta y con sus movimientos me hace sentir incomodo, en los momentos menos esperados se hace notar y algunas veces mientras hablo con otras personas me recuerda que el aun esta allí, que aun no se ha ido.

Pero esta vez será diferente esta vez vendrá uno más en su reemplazo inmediato, no sucederá lo que ocurrió con sus 20 hermanos menores, que naturalmente su reemplazo llego con el paso del tiempo, y mientras sus reemplazos aparecían ellos dejaban su agujero allí a la vista de todos para hacerle saber al mundo que ellos estuvieron allí y dejaron huella, y su vacio duro alrededor de un año mientras sus nuevos hermanos llenaban ese vacío. Pero este vacío será ocupado inmediatamente, tan pronto se vaya uno mas ocupara su lugar, pero esto vez su reemplazo no será natural y no será solo uno, serán dos los necesarios para llenar este espacio que dejara mi mal querido amigo, su reemplazo inicial hará el trabajo solo por unos meses, mientras encuentro el adecuado, mientras los expertos lo construyen para mi, serán algunos meses en los cuales tendré un implante temporal mientras los expertos construyen mi implante permanente pues acabo de perder un diente mas y este no es uno de los de leche como cuando era niño, este no es uno de esos que salen solos, de esos que Dios te regala, este es uno de los permanentes, uno de esos que se supone te iba a durar toda la vida, uno de esos que te cuesta más de un millón de pesos.

No hay comentarios

Por Favor deja tu nombre o Correo

Maria Anohina Bajo El Lente de Alisa Verner

Con la tecnología de Blogger.